Dieta cetogenica

Dieta cetogénica
Dieta cetogénica

La Dieta cetogenica consiste en un protocolo de alimentación diario de la siguiente manera:

75% grasas buenas
20% Proteína
5% Carbohidratos

Al restringir el consumo de carbohidratos y azucares el cuerpo se ve obligado a utilizar grasas en vez de glucosa (producto de los carbohidratos) como fuente principal de energía y esto, facilita la pérdida de peso acelerada. Esto es lo que llamamos Cetosis nutricional.



El cerebro humano está compuesto 60% por grasas y precisamente las fuentes de grasas buenas son ideales para el funcionamiento del mismo.

Hace 20 años nos vendieron la idea que la grasa era nuestro enemigo, surgió la tendencia “bajo en grasa” en todos los productos alimenticios, pero olvidamos prestarle atención al enemigo principal: EL AZÚCAR!




Curiosamente a partir de ese momento, la tasa de obesidad mundial y diabetes ha ido en aumento cada año lo que indica que el sistema fracaso.

Un ejemplo de alimentación en el estilo de vida de la dieta cetogenica:

Desayuno: 2 huevos con un cuarto de aguacate
Almuerzo: 6 oz de salmón o carne molida con brócoli o espárragos
Snack tarde: café a prueba de balas
Cena: 1 chuleta ahumada con espárragos




La dieta cetogenica ha sido una de las tendencias de salud más controversiales de los últimos meses. La dieta baja en carbohidratos y alta en grasas induce un estado de cetosis en el cuerpo, creando cetonas que queman grasa en lugar de glucosa a partir de los carbohidratos.

En otras palabras, la dieta keto (abreviatura de cetogénica) obliga a tu cuerpo a quemar grasa en lugar de azúcar, lo que puede conducir a la pérdida de peso.

Al igual que cualquier otra dieta, la dieta keto tiene sus pros y sus contras, y si bien sigue siendo muy controvertida entre los dietistas y nutricionistas, hay casos exitosos de pérdida de peso.




Entonces, ¿qué alimentos puedes comer y cuáles debes evitar? Si tienes curiosidad acerca de probar la dieta cetogenica, lee la siguiente guía sobre todo lo que puedes o no puede comer.

Qué comer: Carne y proteínas

Carne de vaca, Cerdo, Cordero, Cabra, Aves de corral (pollo, pavo y pato, Tocino (sí, tocino), Huevos.

Qué comer: mariscos

Atún, Salmón, Ostras, Camarón, Langosta, MejillonesAlmejasCangrejoCalamarPulpo

Qué comer: grasas y aceites

Mantequilla ,Aceite de oliva, Aceite de coco, Manteca de cerdo, Grasa de pato, Aguacate, Nueces de macadamia

* Trata de obtener la grasa de fuentes naturales, pero también puedes complementar con grasas saturadas, grasas monoinsaturadas y omega-3 poliinsaturados.

Qué comer: verduras bajas en carbohidratos

Lechuga, Col rizada, Espinacas, Acelga suiza, Col china, Apio, Espárragos, Coliflor, Brócoli, Repollo, Pepino, Rábanos, Cebolletas.

Qué comer: frutas bajas en azúcar

Fresas, Arándanos, Frambuesas, Arándanos, Guindas, Aguacates

Qué comer: lácteos altos en grasa

Quesos duros como parmesano, suizo, queso feta y queso cheddar, Quesos blandos como queso brie, mozzarella y queso azul, Queso crema, Yogur completo de grasa, Mayonesa, Queso cottage, Crema espesa

Qué comer: nueces

Nueces de macadamia, Nueces pecanas, Nueces de Brasil, Avellanas, Nueces, Piñones, Almendras

Qué evitar: granos y carbohidratos

Pastas, Arroz, Pan, Cebada, Quinoa, Cereal, Trigo, Alforfón, Cerveza

Qué evitar: Tubérculos:

Papas, Comote dulce

Qué evitar: azúcar

Miel, Agave, Miel de maple, Sodax, Jugo, Bebidas deportivas, Caramelos, Chocolate, Pasteles, Cereales para el desayuno




Qué evitar: frutas con alto contenido de carbohidratos

Manzanas, Naranjas, Plátanos, Piñas, Mangos, Papayas, Mandarinas, Uvas

Qué evitar: grasas trans y grasas y aceites refinados

Mantequilla, Alternativas de mantequilla untable, Aceite de cártamo, Aceite de girasol, Aceite de canola, Aceite de algodón, Aceite de soja, Aceite de semilla de uva, Aceite de maíz

Qué evitar: productos bajos en grasa y bajos en carbohidratos

Leche baja en grasa, Yogur bajo en grasa, Refresco de dieta.

* Los alimentos bajos en grasa tienden a contener más carbohidratos y azúcar, mientras que los alimentos bajos en carbohidratos pueden contener aditivos artificiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.